Fit

5 consejos para no romper la dieta

Llega el comienzo de la semana y te propones comer sano, merendar entre comidas, dejar los sitios de comida rápida, etc. etc. etcétera.

¿Cuántas veces no hemos pasado por el mismo ciclo? Empezamos y nunca terminamos, o somos muy débiles ante un plato repleto de comida que nos hace engordar.

No les vengo a mentir. Mantener un estilo de vida sano no es fácil y menos con lo que comemos. Pero, todo lo que nos propongamos requiere mucha disciplina.

Para ayudarte a cumplir con tu meta, te dejo cinco consejos que me han ayudado a mantenerme bastante fiel en cuanto a lo que pasa por mi boca.

1. Contar calorías

Puede sonar un poco extremista, pero ayuda bastante si estás empezando y quieres ser disciplinado. Contar las calorías no solo te controla, sino que te ayuda en la toma de decisiones cuando vas a comer. No es nada difícil hacerlo, es cuestión de llevar una agenda o diario de los alimentos que consumes. (Como lo quieras llamar…) esta aplicación es excelente para eso My Fitness Pal.

2. Tener un cheat day

No seas tan fuerte contigo mismo. Es cuesta arriba dejar todos los alimentos que consumes a diario de la primera. Por eso, mientras te acostumbras no tiene de malo que vayas un domingo a brunchear en MUSA. (Me babeo) Pero sabes que ya luego tienes que volver a la carga y a la rutina de comer sano. Es mejor así que, tratar de dejarlo de sopetón y luego te rajes por completo.

3. Cambiar los menús

Uno de los errores más comunes que se comete al principio es que, te comes lo mismo todos los días. Debes tener un menú variado y ponerte creativo. Comer saludable no tiene que ser aburrido.

4. Merendar

¡Qué importante es merendar! Te da hasta la sensación que ni siquiera estás a dieta por la cantidad de veces que comes al día. Ojo, no puedes merendar bolsas de papitas… opta por un yogurt, unas barritas, unas frutas, almendras, hay muchas opciones.

5. Comprar orgánico y sin gluten

Esta parte es bastante divertida. Cuando vas al supermercado y en lugar de comprar leche regular, coges la de almendra para probarla y le coges el gustito poco a poco. Y así, sucesivamente con los demás productos. Sin darte cuenta, cambiaste lo que consumes desde la raíz.

Recuerda, si te preguntan… NO ESTÁS A DIETA. TU CUERPO ES UN TEMPLO Y CAMBIASTE TU ESTILO DE VIDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s