Amor y Sexo

Estás usando el condón mal

Dos cosas: embarazo y enfermedades de transmisión sexual. Ahora que tengo toda tu atención quiero que sepas que no importa lo que comenten por ahí – lo que digan en la calle, tus amistades o en las redes –  el condón es una de las maneras más efectivas para prevenir un embarazo no deseado, claro está, si se utiliza correctamente.  Entonces aunque tengas otros métodos anticonceptivos, este es el más “seguro” para prevenir las enfermedades.

Yo sé que al momento de… no usas tu cerebro correctamente y hay algunos errores que estás cometiendo al ponértelo porque, okay eres humano. Pero, estos errores tan típicos reducen la efectividad del condón a un 82%. Por eso, me preocupo por ustedes y te mencionaré los errores más comunes que se cometen a la hora de tener sexo con condón. Btw, te felicito por usarlo. Sigamos.

1. Se te olvidó verificar la fecha de expiración


Esto es un hecho no tan popular: los condones tienen fecha de expiración. Se supone que tengan varios años de efectividad, pero qué pasaría si ocurre algo inesperado y el único que encuentras es el que tienes guardado en tu billetera hace par de años atrás. Ah, un condón expirado tiene más probabilidad de romperse.

2. Guardas el condón donde no debes


Así como existen lugares ideales para guardarlos, también están los sitios donde NO debes guardar un condón (bolsillo, billetera, bolso). Duh, se rompe. Básicamente, debes evitar todo lugar donde se exponga a sufrir algún tipo de accidente no deseado. ¿El lugar ideal? Tu mesita de noche. Como sé que la mayoría del tiempo tendrás que transportar este método anticonceptivo, trata de mantenerlo aparte de objetos filosos.

3. Lol, no lo desenrollas correctamente


Antes de ponerlo tienes que verificar para qué lado se desenrolla, por Dios. Si lo desenrollas correctamente debe parecer un sombrerito, si parece un jellyfish esponjoso lo estás haciendo mal.

4. Tratas de rehusarlo 


Si lo desenrollaste mal y lo tratas de rehusar porque según tú está nuevo todavía pues, no. Todo ese proceso de quitarlo y volverlo a poner, puede afectar el látex. Nuevamente, se puede romper. Tíralo y usa uno nuevo.

5. Déjalo respirar


A lo que me refiero es que, cuando lo pongas tienes que dejar un espacio en la punta. De esa forma no se rompe cuando entre en contacto.

6. “¿Por qué uno si puedo usar dos?”


Honestamente, no sé cómo existe gente que aún hace esto. Pero no te juzgo, te educo. Si piensas que esto te protegerá por partida doble, TE QUIVOCAS. Realmente sería todo lo contrario.

7. Tratas de ser sexy, pero no lo eres


Vamos a dejar los actos de tratar de ser atractivo para después. No uses los dientes para sacarlo del empaque, puedes morderlo accidentalmente. No te compliques tanto y hazlo con las manos.

8. Yup, también se usa en el sexo oral


Hablamos de las enfermedades de transmisión sexual, so ya sabes por qué. Utiliza uno con sabor y listo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s