Amor y Sexo

“No eres la persona de la que me enamoré”

“No eres la persona de la que me enamoré”, decimos muchos cuando nos sentimos decepcionados con la persona que tanto apreciamos.

Pero, ¿te has puesto a pensar que tal vez ese no es el problema? Retrocede el tiempo y mira a la persona que conociste, luego mira en lo que la convertiste. ¿Realmente tienes derecho a reclamarle que no es la persona de quien te enamoraste? No lo creo.

Dicen que uno nunca deja de conocer a una persona. Quizás sea que nunca llegues a conocerla…


Así como nos “apendejamos” cuando estamos con alguien, de igual forma cambiamos por no demostrar como en realidad somos. Cambiamos porque nos moldeamos de la manera en que nuestra pareja quiere que seamos.

¿A qué le tememos? ¿A que no nos vean como somos? ¿A llevarle una decepción por no ser como quieren que seamos? Si es así, tu pareja nunca conocerá cuán genuino puedes ser.

Escondes todo a cierto punto que, cuando ya no están juntos vuelves a ser tú, pero en exceso.

Por eso, después de todo dicen, “tú no eres la persona de la que yo me enamoré”.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s