Editorial

Desconéctate y habla

¿Cuándo fue la última vez que tuviste una conversación sin mirar el celular? O que disfrutaste de los momentos que te da la vida sin la necesidad de publicarlo.
Lo que antes era un lujo para muchos, ahora es una “necesidad” para todos, y nos hemos vuelto tan dependientes de nuestro celular que hemos perdido el tacto. Hemos perdido la esencia de compartir, de conversar, incluso hasta de tratar a las personas.

Porque no soportamos la idea de estar un día sin el celular, eso sería una tragedia para nosotros. Nos sentimos vacíos como si el dichoso dispositivo hubiese nacido con nosotros.

No podemos parar los adelantos tecnológicos, mucho menos la innovación, pero sí tenemos el control de despegarnos un rato y simplemente vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s